Welcome to

Tattooink the World

Home / Convención de Tatuaje / CANTAL INK, tatuando en la montaña

CANTAL INK, tatuando en la montaña

Cantal Ink. Chaudes Aigues

 

Hace muchos meses que solicité participar en esta convención en medio de “la nada” así que… allá vamos!

Lo de “la nada” es más que discutible.

Desde la organización de Cantal Ink se han portado muy bien, vienen a recogerme a Clermont Ferrand en coche, pues no hay manera de llegar a Chaudes Aigues, el transporte público no llega!

Jueves 30 junio. Todo el día de viaje desde Ginebra, al llegar ya me están esperando en la estación, y vamos al aeropuerto a recoger a Jari Kajaste y Matti, disimuladamente se me ponen los ojos como platos y sonrío, pues sigo a Jari hace tiempo, admiro mucho su trabajo, pero mucho. 1h 30′ para llegar al pueblo, alucinamos en el camino, con el paisaje verde, vacas, y pueblos de piedra, pueblos de montaña vaya. No es que nunca hayamos estado en un lugar así… es que vamos a una convención de tatuaje en un lugar así! Laura, Sailor Smile, de nuevo me espera en el hotel. 

Viernes 1, damos un paseo, hay chorros de agua caliente, la más caliente de Europa dice el cartel (de hecho el suelo de piedra en la calle en plena noche está caliente, lo sentirás si te descalzas) probamos algunos quesos que se hacen en esta región y nos quemamos el escote, nos damos un baño en la piscina y en el jacuzzi con vistas a la montaña, copa de vino en mano, nos miramos y sonreímos, no nos creemos la suerte que tenemos de estar ahí disfrutando ese momento. No será nada extraordinario, una piscina, una montaña y una mañana libre, pero nos sentimos como reinas.

Aprovechamiento del medio. Preparación para un  duro fin de semana

Aprovechamiento del medio. Preparación para un duro fin de semana

Es como una mañana de puras vacaciones, aunque a las 17:00 ella prueba sonido y yo montaré el stand. Al llegar compruebo que la sala es muy pequeña, no somos más de 100 tatuadores, pero todos son de muy buena calidad. Me toca un stand compartido, y mis ojos como platos de nuevo, sin disimulo posible esta vez, pues lo compartiré con Laura Juan, artista a la que sigo hace más años que a ningún otro, correría el año 1999… Me fascina su trabajo, sin ser fanática, que nadie se asuste, es admiración. Los stands para un tatuador son geniales, como una suite, pero para 2… más vale que el roce haga el cariño, tenemos 4×2 metros cuadrados para 2 tatuadores+2clientes+4sillas+camilla+mesas+asistentes… ay no, que ya no caben! Llega mi amigo tatuador Raul Márquez Murillo, con toda su tropa, ya estamos todos.

Tras la toma de contacto y un subidón considerable de alergia por mi parte, estamos listos. Buenos días Chaudes Aigues! Amanece fresco y con nubes bajas, pero pronto sale el sol.

 

Sábado y domingo pasan por la sala cientos, o miles? de personas, más de las que puede acoger el pequeño recinto, tanto que en los pasillos es muy difícil avanzar, imagino que para los visitantes era complicado ver lo que estábamos haciendo, en parte para eso pagas, así que habían algunos visitantes descontentos (solo algunos). Para nosotros se traducía en un calor sofocante para trabajar, largas colas para salir y volver del aseo, de comprar, o de comer. A pesar de ello estábamos muy contentos de estar ahí, de poder salir (armados de santa paciencia…) a tomar el aire en ese marco incomparable. Al mirar alrededor se nos pasaba el agobio. Mereció la pena el calor y los kilómetros, y si no pasa nada, volveremos el año que viene, con un ventilador, o dos.

Tatuaje de Illan

Tatuaje de Illan

Illan me pidió cita hace mucho tiempo, y viene desde París, 6 horas de coche con 2 operaciones en la espalda que apenas le permiten estar sentado. Se quiso tatuar las manos de sus hijos, y así lo hicimos. Gracias a Cecile (tengo que darte muchas gracias por ser tan amable), una de las organizadoras del evento, que nos consigue una camilla para poder trabajar, si no este chico no hubiera soportado la postura y habría hecho el viaje para nada. A veces cuando son peores las posiciones que el dolor del propio tatuaje.

Viajando de esta manera no puedo acarrear con reposa brazos, ni camillas, ni mesas… lo máximo que llevo es una lámpara de leds, y por que ya he sufrido el paso de las horas y que la luz se vaya apagando hasta llegar al punto de casi no ver lo que estoy haciendo con peligro de desastre. Aun así, entre las 2 maletas que llevo, voy tirando de unos 35 kilos. Cada día que vuelvo a cerrar la maleta pienso en ir deshaciendome de cosas…

Al final del día tatúo unas manchas de acuarela, que me es fácil aunque esté cansada.

El domingo tatúo a Laura (Sailor Smile), que tanto viajar y trabajar juntas, y nunca le toca a ella. Con permiso de su autor Quyen Dinh, le tatúo una “escena de amor” (somos unas románticas…) de la familia Adams, no suelo hacer este tipo de tatuaje, pero reconozco que me ha resultado mucho más relajado y divertido que hacer un realismo, aunque mi linea sigue siendo más fina de lo que quizá requería este diseño… lo he disfrutado mucho, amenazo con cambiar de estilo!!

Compartir el stand con Laura Juan y Corazón Loco (Barcelona) ha sido muy una grata experiencia. A mi se me quitan miedos (a ver si se me pega algo) y el stand se nos llena de color con las coloridas y preciosas calaveras mejicanas de Corazón Loco, me llevo una! (Se la encasqueto a Laura que vuelve a Alicante), para cuando me vuelva a instalar en algún lugar. Además me da una muy pequeña para que me de suerte en el camino, ya la llevo siempre en la mochila con un corazón verde de mi yaya y un mosquetón (nunca se sabe).

thumb_2016-07-02 14.11.38_1024

 

Cecile nos cuenta que normalmente el pueblo tiene 900 habitantes, pero que este fin de semana somos miles, además son las fiestas en el pueblo, y todo son carteles, gente tatuada allá donde mires, música dentro y fuera del recinto, fuegos artificiales, y la verdad, buenas caras. Total, el pueblo vive este fin de semana por y para la feria, restaurantes, tiendas, hoteles, servicios sanitarios… 

Creo que es un sitio ideal para venir a desconectar, solo, en familia, en pareja, con amigos, es como nuestro norte, como casi todos los nortes que conozco hasta la fecha.

Ah! Por fin he conocido al dueño de la Tattoo Mobile, una autocaravana que es la envidia del parking, Patrick, decidió cerrar su estudio y montarse en su caravana y seguir tatuando y viajando, a estas alturas de su vida otros hubieran pensado en jubilarse, pero qué carajo, no hay edad para hacer lo que una quiera! La idea se ha quedado en mi cabeza tomando el sol… 

En resumen, ha sido un fin de semana de mucho gentío, un poco de agobio, de estar rodeada de artistas que admiro, de pasarlo bien con mis amigos y de trabajo. He descubierto una nueva, Manuella Ana. De hablar mucho y hacer nuevos contactos para el futuro. De alucinar una vez más con los paisajes, aunque cada vez que salgo del edificio me empieza a subir el picor….y cambio alegría por alergia, muy a mi pesar!! Mocosa, pero feliz de poder trabajar aquí por unos días, con las puertas abiertas para volver, sin tener que pasar por filtros de nivel… o popularidad?? como en otras ferias, no se si porque aun no es una convención muy solicitada (no sé cuánto de solicitada es) o porque aquí mi trabajo es suficiente. No quiero saberlo, dejarme con mi ilusión, aquí, tatuando en la montaña.

 

PD: En realidad, no pasa nada, si no me dejan en una, me iré a otra. Hasta la próxima!

Aquí os dejo nuestra versión de la Convención!

https://www.youtube.com/watch?v=tF8twnjFfU0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *