Welcome to

Tattooink the World

Home / Alemania / NATIVO HEIDELBERG, TRABAJANDO

NATIVO HEIDELBERG, TRABAJANDO

cover

 

 

Dale al play, así empiezan los días en Nativo Heidelberg, aunque nadie lo sepa.

Bajo la bandera de Gora Euskadi, que cuelga de la ventana del vecino del primero, Luis viene al estudio temprano para ponerlo todo a punto, yo vengo también antes para prepararme, al son de Hector Lavoe. La salsa no es algo que me nazca poner por mi misma, pero reconozco que cada vez más se me van los pies cuando suena, así que… me dejo llevar! 

Una vez en marcha la música cambia, y entre Nadine y yo suenan todo el día versiones a ritmo de Swing, de Rock’&’roll, ‘abilly, Soul, Janis Joplin, The Miracles, Emoji Antique…. como una jukebox, como una rockola. Nadine Awaves es la tatuadora residente, ella y su rockola están al pie de cañón a diario.

Por aquí pasamos muchos invitados y siempre tenemos buen trabajo, así que siempre hay que volver. Ya te conocen clientes del año pasado y repiten. La gente es muy agradecida  y confían, confían mucho, tanto que hasta el mismo día de su cita no ven el diseño .

 

Julia y Luis,

que son intermediarios entre cliente y tatuador hasta que llegamos aquí meses después de concertar su cita, hacen un gran trabajo para organizarlo bien. Les aconsejan qué tatuador puede encajar mejor con su idea. Les enseñan nuestro trabajo, les arman de confianza y paciencia. Y todo fluye. Seguro que ahora mismo hay más de un latino por allí disfrutando de tatuar en esas pieles tan blancas!

El estudio en sí es una pasada, si estáis por aquí pasad a saludar y a disfrutar de su decoración, paredes llenas de cuadros, fotos, joyería, artesanía, carteles que nos anuncian. Mucho Nativo, se ve y se siente. Como dice Luis, todos somos Nativos de algún lugar, y este parece ser un punto de encuentro para muchos.

La rutina de trabajo diario se establece rápidamente. Se abre de 12:00 a 19:00. Te acostumbras a comer y a cenar temprano, y a escuchar muchos idiomas aunque no los entiendas. Afortunadamente aquí habla inglés hasta el apuntador, algunos francés, italiano, español, y entre todos, hablamos! y si no… para qué están los gestos?

 

Los tatuajes

 

Qué se tatúan aquí? Lo mismo que allí, cada cual con su estilo y sus historias, pero las ideas vuelan por internet, como la pólvora. Donde encuentro la diferencia es en la normalidad, en que aquí el personal sanitario, trabajadores de cara al público, estudiantes, banca… parece no importarles que estén a la vista, porque no les va a suponer un problema en el futuro, o no al nivel que pensamos que pasa en España. De hecho, veo tatuajes en la mayoría de los comercios, y me cuentan que ahora los trabajadores de banca aquí son libres para ir sin traje, sin tener que quitarse un piercing o taparse los tattoos. Si es así, viva!!

Ha pasado por mis manos una gran cicatriz. Puede un tatuaje ser también medicina para el alma? como un amuleto, un ritual, una oración, que te ofrezca protección, fuerza o suerte.

Ella tiene 17 años, y su gran cicatriz la acompaña desde los 10. Le cayó agua hirviendo encima, y siempre la cubre con su precioso pelo rojo. Duele, sé que duele, pero ella es fuerte y no se mueve, solo sonríe. No se lo digo, pero las cicatrices no le quitan ni un poco de lo que es ella y su gran belleza. Le digo tú puedes, you can, y contesta I can everything, lo puedo todo. En lo más grueso de la cicatriz el tejido es muy duro, y retumba la vibración hasta mi nuca, sufro de verla y me canso, aunque me diga que está bien.

Y así era, se fue feliz y reforzada. Bravo por ella, hay que ser valiente.

Flores, calaveras, corazones, aves, barcos, cassettes, colores, globos, algunos de ellos con intención de continuar cuando vuelva. Y viene Carmela a terminar su dragón! El que empezamos en Colmar hará 3 semanas. Último tatuaje aquí tras 2 semanas de trabajo diario. Carmen! dónde será nuestra próxima sesión?.

 

Gracias!

Buen broche final, gracias por venir. El año que viene volveré y me quedaré más tiempo, aunque no haya nada seguro en esta vida, pondría la mano en el fuego (que el paladar ya lo puse…) por que esto sí lo es.

Me parece no dar las suficientes gracias a todo el mundo, por pedir cita para tatuarse conmigo, por darme manga ancha, por darme trabajo, y por tratarme tan bien.

Nos vemos dentro de algo más de un año!

See you later alligator (hasta luego cocodrilo)

Galeria de fotos (de la vida) y todos los trabajos en TATTOO, y aquí un pequeño proceso de uno de los tatuajes!

2 thoughts on “NATIVO HEIDELBERG, TRABAJANDO”
  1. irene junio 6, 2016 on 6:58 pm Responder

    salsa tú? curioso, pero no imposible!! me gustó el post…gallina en piel cuando hablaste de cicatrices, de valentía, … una lección de vida chata.

    • Rebeca agosto 31, 2016 on 1:16 pm Responder

      Yo ya…casi casi lo que me echen, pero sí, ritmo latino!
      Cicatrices y lecciones, cada día 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *