Welcome to

Tattooink the World

Home / USA / TÚ A BOSTON Y YO…

TÚ A BOSTON Y YO…

 

TAMBIÉN!

Por fin fuera de la gran manzana, Boston y sus pueblitos de la costa me parecieron una maravilla. 

Se camina más lento y se sonríe más. 

Y en Mayo aun hace un frío del carajo…

 

Estado de Massachussets:

 

Scituate y Providencetown, dos de esos lugares que parecen de mentira de tan idílicos que son.

Providencetown, pueblo costero, pesquero, es también una comunidad artística con una mayoría de población gay notable. Bonitas casas de colores, banderas arcoiris, galerías de arte por toda la calle, tranquilidad y buen rollo es lo que se respira aquí…

Visitamos los 2 estudios de tatuaje de la ciudad, por aquello de que oye…nunca se sabe, y…. por dios quién no querría trabajar aquí!???!

Boston no dejaba de sorprenderme. Esta ciudad, además de ser importante por el basket, fue escenario de muchas cosas que se hicieron por primera vez… 

Las cuchillas rasuradoras Gillette…? Aquí…

La primera operación quirúrgica con éter, el principio de la anestesia…? Aquí…

La primera librería pública del continente … Aha, aquí.

Primer Dunkin Donuts…aquí!!!! Por supuesto hay uno en cada esquina.

La primera mujer que quiso dar la vuelta al mundo en bicicleta?? Aquíiiii!

Fácil de pasear, Boston presume de uno de los Museos de Arte más importantes, donde todos los miércoles quien quiera puede disfrutar de practicar dibujo del natural en una se las propias salas del museo, lo cual me pareció un gran regalo en un ambiente inspirador. Una iniciativa que podríamos intentar adoptar, no?

Un poco más arriba, al norte de la ciudad de Boston, se encuentra Salem. El lugar que se hizo famoso por las famosas brujas de Salem.

Lo cierto es que de aquello no queda nada, apenas algunos ladrillos, y unas losas en recuerdo de cada víctima al lado del cementerio, que aun hoy reciben flores frescas. Para pasar a este pequeño parquecito has de pasar, pisar, sobre unas inscripciones en el suelo que rezan “yo no hice nada” “nada de lo que diga me salvará” “mi vida está en tus manos”… Las pisas, y no se siente nada bien. Pero así fue la historia!

En realidad en Salem “solo” hubieron 11 víctimas, nada comparado con la Inquisición en Europa, pero aquí quedó la fama.

Hicimos un pequeño recorrido con una historiadora que iba desmontando mitos a medida que avanzábamos, como que lejos de brujerías, esas niñas estaban enfermas. Salem era tan pequeño en los años en que ocurrieron los hechos que apenas recorrimos 3 manzanas.

Aun así la ciudad está llena de tiendas esotéricas, donde esas mujeres de pelo largo pueden echarte las cartas o leerte las manos. Piedras, velas, libros…. serán brujas?

También queda el Museo, que es viejo, pequeño, un tanto bizarro.

 

En Scituate

 

 

gracias a Jenna (a la que tatué por primera vez en Bruselas y por segunda en Londres) y a su inseparable Luis Vouiton (aquel bulldog francés que tenía más seguidores que tú y yo juntas), tuve un lugar donde hacer nada y disfrutarlo mucho. Compartir ratos de vecinas y pasear.

Jenna y Louis escriben un interesante blog sobre viajar con animales llamado articlesdevoyage. Hoteles, restaurantes, certificados… Louis Vuitton por el mundo!

Scituate es una palabra nativa americana (Wampanoag) que significa Cold Spring o Cold Brook (primavera fria o arroyo frio). Es el nombre del pequeño rio que fluye en el puerto al centro de la ciudad.

Cuenta la historia que una fragata británica se disponía a atacar, las hijas del farero estaban solas, tomaron la flauta y el tambor, y tocaron y cantaron tan fuerte que los británicos imaginaron un ejército dispuesto a combatir y así se alejaron de la costa…

 

Aquí me pidieron algo que nunca había hecho.

 

CENIZAS

 

En homenaje a sus seres queridos perrunos tatuamos sus nombres bajo los retratos que ya estaban hechos, pero esta vez mezclamos el pigmento con una muy pequeña cantidad de sus cenizas. Fue muy íntimo, con cuidado y con cariño.

Lo había escuchado, leído, pero nunca me había planteado hacerlo.

Malo para la salud? no será peor que muchos de los aditivos que comemos, o que puedan llevar los productos químicos que nos ponemos. Pero…no lo hagan en sus casas, por favor.

 

Es cierto que se hacía más difícil de introducir y que, como con todo, la piel podría tener una reacción a un agente extraño. Pero esto es extraoficial, asumiendo el riesgo de hacerlo por primera vez, con la ilusión de llevar más cerca aun si cabía un trocito de sus amores.

 

Planear los siguientes pasos: California y Mexico 

En realidad puedes tener todo el tiempo del mundo para planear, que la única conclusión es que te compras un billete de avión para plantarte en San Francisco y una reserva donde dormir la primera noche, pero más allá de eso… nada! 

Total, como los planes están para romperlos, qué tal si ya no hay plan????

 

Thank you one more time Amiga!!!

 

 

2 thoughts on “TÚ A BOSTON Y YO…”
  1. irene G.C. agosto 7, 2017 on 7:44 pm Responder

    Boston, sorprende hasta para los que no conocíamos na de ella, excepto la mítica Universidad… será bueno dejarse caer en algún momento 🙂

  2. teresa agosto 8, 2017 on 7:20 pm Responder

    Maravilloso recorrido, y estraordinario relato… Sigue contando que me gusta mucho todo lo que estas viviendo…besitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *